Vinculación entre la actividad deportiva y la salud bucodental

Tener una boca sana es fundamental para garantizar la salud general de una persona, pero si además, ésta es deportista, el cuidado de la cavidad oral aún resulta más importante y prioritario.

La relación de un deporte supone un esfuerzo para el organismo, más aún si se trata de un deportista de élite, en el que los requerimientos físicos están muy por encima de la actividad física habitual.

Los problemas de origen bucodental pueden causar importantes problemas a nivel deportivo. Un dolor de muelas como consecuencia de una caries, un absceso periodontal o una fractura, puede disminuir la calidad de un entrenamiento, de una competición o incluso dejar al atleta fuera de una competicion para la que se ha estado preparando durante tiempo.

Este peor rendimiento deportivo provocado por problemas bucodentales se deriva, fundamentalmente, de la presencia de dolor, peor calidad de vida, menor bienestar y la existencia de inflamación sistémica.

Por lo tanto se recomienda hacer revisiones periódicas ya que dichas enfermedades bucodentales son fáciles de prevenir con buenos hábitos de higiene bucodental y y relativamente sencillas de detectar y tratar antes de que lleguen a dar problemas. Especialmente antes de iniciar las temporadas, para evaluar los efectos preventivos y tratar las patologías que aparezcan.