top of page
  • Foto del escritorFlorencio García

Cuidado bucodental infantil: Previniendo problemas desde la edad temprana



La salud bucodental es fundamental en todas las etapas de la vida, pero es en la infancia donde se establecen los cimientos para una boca sana y una sonrisa radiante en el futuro. Los problemas dentales en los niños son más comunes de lo que se cree y pueden tener un impacto duradero en su bienestar oral. En esta entrada de blog, exploraremos los problemas bucodentales más frecuentes en los niños y brindaremos consejos para mantener la salud oral desde una edad temprana.


Los problemas más frecuentes en la salud bucodental infantil


Las caries dentales son el problema bucodental más extendido entre los niños. Según una encuesta nacional realizada en 2020, alrededor de un tercio de los niños en España presentaba caries dental. Aún más alarmante es el hecho de que la mayoría de estas caries no se tratan a tiempo. Para proteger la sonrisa de tus hijos, es fundamental enseñarles la importancia del cepillado regular y la reducción del consumo de azúcares.


Los niños también sufren los traumatismos dentales. Por naturaleza, son activos y están expuestos a caídas y lesiones provocadas por la práctica de algún deporte. Se estima que entre un 15-20% de los menores presenta algún tipo de traumatismo, para prevenir estos incidentes, es esencial fomentar la seguridad y considerar el uso de protectores bucales durante la práctica de deportes.


En cuanto a las maloclusiones, que son problemas de alineación dental, son otra preocupación común en la infancia. Aunque muchos de estos problemas se tratan generalmente a partir de los 10-12 años, algunos tienen su origen en edades más tempranas, cuando empiezan a caer los dientes de leches de manera prematura. La ortodoncia infantil no solo mejora la estética, sino que también aborda cuestiones funcionales que afectan la calidad de vida del niño, su capacidad de masticación y, en ocasiones, incluso su habla.


La ortodoncia infantil


La ortodoncia infantil cumple varias funciones importantes. En primer lugar, mediante técnicas de diagnóstico temprano, permite corregir malos hábitos (como la succión del pulgar o la interposición de la lengua) que, si se abordan a tiempo, pueden prevenir el desarrollo de maloclusiones más graves. Además, la ortodoncia corrige problemas como la falta de espacio en la boca o el apiñamiento dental, y asegura una adecuada oclusión entre el maxilar superior y la mandíbula. Es importante destacar que, aunque el resultado final pueda mejorar la estética, la función es la principal preocupación de la ortodoncia infantil.


El cuidado diario: La base de una sonrisa saludable


Es esencial que los niños aprendan a cepillarse los dientes al menos dos veces al día, utilizando una pasta dentífrica con flúor. Las pastas dentales infantiles, que contienen menos flúor, no ofrecen la protección necesaria contra la caries. Por lo tanto, se recomienda el uso de una pasta para adultos en cantidades adecuadas a la edad del niño:


  • Menores de 3 años. Poner la pasta dentífrica fluorada sobre las cerdas del cepillo, pero que estén rozándolas y la cantidad debe ser similar al tamaño de un grano de arroz.

  • De 3 a 6 años. Poner una cantidad similar al tamaño de un guisante.

  • 7 años o más. La pasta presenta una cantidad similar al tamaño de un garbanzo.


Por lo que respecta a los enjuagues bucales con flúor, son otra herramienta importante para proteger los dientes de los niños. Sin embargo, su uso solo se recomienda a partir de los 6-7 años y siempre bajo la supervisión y prescripción de un dentista. El odontólogo determinará la frecuencia y el tipo de enjuague a utilizar, según el riesgo de caries y la edad del niño.


La primera visita al dentista: a los 12 meses de vida


La primera visita al dentista es un paso crucial en el cuidado bucodental de los niños. Se recomienda programar esta cita cuando el niño cumple 12 meses. Esta temprana visita tiene múltiples propósitos: permite al dentista verificar que la erupción dental está ocurriendo adecuadamente, evaluar el estado de los dientes temporales y asegurarse de que no existan patologías bucodentales. Es especialmente relevante dado que la dentición temporal tiene un impacto significativo en la salud de los futuros dientes permanentes. La pérdida prematura de dientes de leche, por ejemplo, puede ocasionar maloclusiones que requieren tratamientos costosos. La frecuencia de las visitas posteriores dependerá del riesgo de caries del niño, con revisiones más frecuentes si el riesgo es elevado, asegurando así una óptima salud oral.


En Dentin Odontólogos, comprendemos la importancia de la salud bucodental desde la infancia. Nuestro equipo de profesionales está aquí para ayudar a los más jóvenes a establecer una base sólida para una sonrisa saludable que les durará toda la vida. ¡Programa una cita para tu hijo hoy mismo y cuidemos su sonrisa juntos!


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page