top of page
  • Foto del escritorFlorencio García

Las muelas del juicio: mitos, problemas y soluciones



Las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares, son una parte peculiar del proceso de erupción dental. En esta entrada de blog, exploraremos los mitos comunes, los problemas asociados y las posibles soluciones relacionadas con las muelas del juicio. Acompáñanos en este recorrido para comprender mejor esta fase de desarrollo dental.


La erupción dental: una secuencia natural

La erupción dental comienza con los dientes temporales y continúa con los dientes definitivos. Sin embargo, las muelas del juicio son una excepción, ya que suelen aparecer entre los 17 y los 22 años. Estas muelas son conocidas como "muelas del juicio" porque emergen en una etapa de madurez.


¿Todos tenemos muelas del juicio?

Si bien es común tener las cuatro muelas del juicio, existen casos en los que falta una o incluso todas ellas. Se estima que aproximadamente el 25% de la población carece de al menos una muela del juicio, y el 10% no las tiene en absoluto. Esto se atribuye a cambios en la dieta humana y al hecho de que la mandíbula y los dientes ya no requieren la misma capacidad que en el pasado.


Problemas asociados con las muelas del juicio

En muchas ocasiones, las muelas del juicio pueden causar problemas al erupcionar debido a la falta de espacio o a su malposición. La pericoronaritis, una inflamación e infección de la mucosa que rodea la corona de la muela del juicio, es una complicación común. Además, el empuje inadecuado de estas muelas puede provocar apiñamiento dental, la formación de quistes o dañar los dientes contiguos.


A continuación explicaremos en qué consiste cada uno de estos problemas:

  1. Infección: La pericoronaritis es la complicación más común relacionada con las muelas del juicio. Ocurre cuando la muela parcialmente erupcionada queda atrapada debajo de la encía, lo que crea un espacio propicio para la acumulación de bacterias y la inflamación de los tejidos circundantes. Esto puede causar dolor, hinchazón, enrojecimiento y dificultad para abrir la boca o masticar. Si no se trata adecuadamente, la infección puede propagarse a otras áreas de la boca y provocar complicaciones más graves.

  2. Apiñamiento: La falta de espacio en la mandíbula puede hacer que las muelas del juicio empujen a los dientes vecinos, lo que resulta en apiñamiento dental. Este apiñamiento puede alterar la alineación de los dientes y afectar la mordida, lo que puede requerir tratamiento ortodóntico para corregir el problema.

  3. Quiste: Cuando una muela del juicio no puede emerger completamente y queda atrapada debajo de la encía, puede formarse un saco lleno de líquido llamado quiste. Los quistes asociados con las muelas del juicio pueden crecer dentro del hueso mandibular y, con el tiempo, dañar el hueso circundante o las raíces de los dientes adyacentes. En algunos casos, se requiere una intervención quirúrgica para eliminar el quiste y tratar cualquier daño causado.

  4. Daño al diente contiguo: Si la muela del juicio se encuentra en una posición inadecuada, puede ejercer presión sobre el diente adyacente, lo que aumenta el riesgo de caries dental o puede provocar la reabsorción de la raíz del diente vecino. Esto puede comprometer la salud y la estabilidad del diente vecino, lo que puede requerir tratamiento dental adicional, como empastes o incluso extracción.


Signos y síntomas a tener en cuenta

Los signos y síntomas asociados con las muelas del juicio varían de un paciente a otro, pero es importante prestar atención a los siguientes indicios: sensación de calor y presión, encía inflamada, dolor dental, molestias en el oído y la garganta, y sabor extraño en la boca. Si experimentas alguno de estos síntomas, es recomendable consultar a un dentista.


Soluciones comunes

En algunos casos, el tratamiento médico con antibióticos y antiinflamatorios puede ser suficiente para aliviar los problemas relacionados con las muelas del juicio. Sin embargo, en situaciones más complicadas, la extracción de la muela afectada puede ser necesaria para evitar futuras complicaciones y aliviar el malestar.


Las muelas del juicio son una parte única del desarrollo dental y, en algunos casos, pueden causar problemas que requieren atención. Es esencial estar alerta a los signos y síntomas asociados y buscar el consejo de un dentista si se experimentan molestias. Si bien algunas personas pueden pasar sin complicaciones, otras pueden requerir la extracción de las muelas del juicio para mantener una salud bucal óptima. Recuerda que los profesionales de Dentin Odontólogos están disponibles para brindarte el cuidado y asesoramiento necesario en caso de tener problemas con tus muelas del juicio. No dudes en programar una consulta para evaluar tu situación y tomar las medidas adecuadas para tu salud bucodental.


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page